María Santísima de la Soledad

Se trata de una talla en madera representando a la Virgen María bajo la advocación de Soledad, dolorosa de intensa manifestación de sufrimiento, mirada perdida hacia el cielo como si buscara consuelo en la Soledad en la que está.

Anónima del siglo XVIII, su creación es atribuida a la Escuela de Salcillo (Murcia) del siglo XVIII, debido a las características que presenta, aunque, en diciembre de 1996, D. Juan Antonio Sánchez López, Doctor de arte de la Universidad de Málaga, después de realizarle un estudio visual, reveló que el autor de esta imagen podría ser Gutiérrez de León, autor también de la “Zamarrilla” de Málaga.

maria_santisima_soledad_fuengirola

Imagen siempre portada sobre hombros de mujeres, regalo de la Familia Villalobos Loza a la Cofradía y Bendecida el 25 de marzo de 1987, viernes de Dolores, procesionada por primera vez el Viernes Santo de 1988, porque al ser una talla de medio busto se le tuvo que adaptar una canastilla. 

soledad_fuengirola_pasion

Fechas a destacar

En 1987, se procede a la 1ª restauración realizada por D. Elías Garó, el cual le adaptó una canastilla para poder ser procesionada y un nuevo juego de manos, esta intervención fue poco afortunada al practicarle también una nueva policromía en vez de restaurar la original, lo cual, no fue del gusto de los miembros de la Junta de Gobierno.

soledad_fuengirola_boquetillo

Años más tarde, el 2 de octubre de 1997, en Cabildo se aprobó el realizarle otra restauración para rescatar la policromía original. Tras la aprobación, el 1 de noviembre de 1997 del Director de Arte y Patrimonio del Obispado de Málaga, D. Francisco García Mota, la imagen de la señora fue trasladada a Sevilla, el 27 de diciembre de 1997, donde se le realizara la 2ª restauración a manos del Imaginero sevillano D. Juan Manuel Miñarro el cual, le rescató la policromía original y el juego de manos primitivo y, siendo el 8 de marzo de 1998 nuevamente es  trasladada a la Parroquia de San José para la contemplación y rezos de sus devotos.

maria_santisima_soledad

Curiosidades

Desde su llegada posee una saya de torero, al igual que Mª Stma de la Esperanza, regalo de D. Miguel Martín de los Ríos (Montenegro), torero granadino afincado en Fuengirola y devoto de estas imágenes, la cual ha estado procesionando año tras años hasta que se le realizara una saya negra de terciopelo con una cinturilla de hilo de oro bordada por Dña. Mª del Carmen Jiménez.

El 15 de septiembre de 1999, festividad de la Virgen de los Dolores, en la Eucaristía en Honor a Ntra. Madre y Sra. de la Soledad, se procede a la Bendición de un manto de terciopelo negro bordado en hilo de oro diseño de D. Jesús Castellano y bordado por Dña. Mª Carmen Jiménez, el cual procesiona cada Viernes Santo por las calles fuengiroleñas.

A este significativo manto se le acompañó desde la Semana Santa de 2005 una sardineta de maya dorada y bordada en hilo de oro diseño de D. Miguel Ángel Martín Cuevas y bordado de Dña. Josefa del Carmen Cuevas Cortés, detalle a destacar al ser la única imagen en Fuengirola que actualmente lo posee cada Semana Santa.

No podría olvidar el corazón con puñal de orfebrería plateada que cada Viernes Santo desde la Semana Santa de 2004 luce Ntra. Madre y Sra. de la Soledad en su pecho regalo, diseño y elaboración de D. Miguel Ángel Martín Cuevas.

El sábado 12 de septiembre del año 2015 se procedió a la Coronación Litúrgica de Nuestra Madre de la Soledad, en un acto solemne bajo las voces de la Coral Gregoriana Santa Benedicte se le impuso la Corona a la Santísima Virgen, ejecutada y diseñada por Don Miguel Ángel Martín Cuevas, la imposición de la corona estuvo a cargo de nuestro Director Espiritual Don Rafael Vázquez Jiménez. La imagen lució para el acto como novedad, un pecherín de terciopelo negro bordado en hilo de oro por Doña Pepita Cuevas Cortés.

Su vestidor desde su llegada en 1986 es D. Guillermo Castañeda Fernández, quien a pesar de los años que lleva vistiendo a su Sagrado Titular, no deja de sorprendernos y emocionarnos cada vez que tenemos la suerte de ver un cambio de vestiduras de nuestra Titular María Santísima de la Soledad.