Obra Social

Desde esta Corporación Nazarena perseguimos cada día una mayor concepción sobre las necesidades de los más necesitados. Perseguimos el crecimiento de nuestra partida económica para poder ayudar a los demás ya que consideramos que todas las ayudas son insuficientes. Desde nuestra Hermandad consideramos que es desde nuestra Parroquia y el grupo de Cáritas desde donde mejor se entiende y se realiza esta colaboración social, por ello centralizamos nuestra mayor partida en ellos, aunque no faltan ejemplos de otras ayudas de las que también nos gustaría hacerte participe.

En nuestra Casa Hermandad, todos los primeros lunes de mes, se hace una recogida de alimentos, para colaborar con “Corazones Malagueños”. En dicha asociación, especialmente se recogen potitos, leche (lo que más se necesita) bollería, galletas etc., pudiendo colaborar todo aquel que quiera. Se trata de una asociación que lleva funcionando casi ya una década, sin que desde entonces hayan dejado ni un solo día de abrir, se ha abierto todos los días incluso festivos. No tiene ideologías políticas ni religiosas, ya que la forman tanto creyentes como no creyentes, pero todos están unidos por “el amor al prójimo” al necesitado, a personas en situación de exclusión social. Se abastecen de donativos en especie, y eventos como recogida de alimentos en Supermercados.

obra_social_hermandad_pasion

Esta asociación colabora además con los centros de menores, ya que los chicos obligados a realizar trabajos sociales, pueden ofrecerse voluntarios para de esta manera redimir su pena y tomando conciencia de la situación de la vida descubriendo las necesidades ajenas.

Corazones Malagueños lleva un control exhaustivo de sus cuentas y entrega de alimentos. Sus cuentas son públicas generando una total confianza con su transparencia.

obra_social

En algunas ocasiones algunos de nuestros hermanos se han desplazado hasta Málaga para llevar esta humilde ayuda y pudiéndonos ofrecer testimonios desgarradores de las personas que se acercan para recibir esta merienda-cena. Muchos de ellos son inmigrantes, personas mayores, que tienen que sacar adelante a sus nietos e hijos y que acuden a recoger la bolsa de alimentos para poder colaborar en los momentos difíciles. Siempre nos llamó la atención la higiene, la manipulación de los alimentos (guantes, delantales etc.), también la calidad de los alimentos, pero sobre todo lo que más siempre nos ha llamado la atención ha sido el trato de los voluntarios hacia los más necesitados. Felicitar a Corazones Malagueños por esta preciosa iniciativa y aquí continuaremos vuestra Hermandad de Pasión aportando su granito de arena, para que los más necesitados encuentren en vosotros consuelo no sólo en el estómago, sino también en sus corazones.